Ayuntamiento de Benifaió

Inicio -> Benifaió -> Historia

Historia

Volver Imprimir

Foto Torre Mussa

El nombre de Benifaió aparece, probablemente, por primera vez en el "Llibre del Repartiment" (Libro del Reparto) el 13 de junio del 1238, como una de las diez alquerías otorgadas por el rey Jaime I a hombres de su ejército procedentes de Barcelona. El nombre proviene de la alquería árabe y esta formada por "beni" (hijos) y "Hayyén", nombre de familia musulmana, usual también en tierras cristianas.

La primera presencia humana se detectó cerca del actual núcleo de la población, en el límite del término con Alfarp, en la zona de la Font de Almaguer. Allí se encontraron restos del período epipaleolítico, hace unos 10.000 a 8.000 años. Del eneolítico proceden los restos de la Paridera, Pla de les Clotxes y un hacha de piedra pulida junto al núcleo urbano. En la Fuente de Muza aparecieron puntas de flecha y diverso material lítico claramente eneolítico. De la Edad de Bronce, años 1.800 a 700 a. C., existen poblados en la Font de Almaguer.

Pero los más claros vestigios de poblamientos provienen de la época romana y se encuentran a las afueras del núcleo urbano. Destaca la existencia de una villa rústica donde vivieron sus habitantes entre los siglos I al IV d. C., según nos muestran los restos numismáticos y de cerámicas variadas. La villa se levantaba sobre una pequeña colina cerca de la desaparecida "Font de Mussa", donde se encontró un altar con una inscripción dedicada al dios Mitra. En el año 2002, durante unas excavaciones apareció un mosaico bicromo, en una habitación completa de la villa romana, actualmente expuesto en la Beneficéncia de Valencia.

El primitivo Benifaió sería la originalmente nombrada alquería musulmana citada en el Llibre del Repartiment. El 9 de abril de 1238 el rey Jaime I arrendó por tres años la décima parte que le correspondía de las Alquerías de Benifaió y Janet (Alginet), en aquellos tiempos término de Valencia.

En el siglo XV se formó un reducido núcleo urbano, alrededor de una iglesia gótica en la cual había pintado un retablo Gonzalo Peris. La población, que dependía eclesiásticamente de Espioca, junto con la de Alginet y Almusafes, pasó a ocupar la sede por el despoblamiento que padeció el pueblo de Espioca a causa de las epidemias provocadas por el cultivo del arroz. A Benifaió se trasladó el clero y la campana, y a Picasent la autoridad civil, quedando Espioca incorporada a su término municipal.

En 1609, se ordenó la expulsión de los moriscos, cosa que produjo una gran pérdida demográfica y el abandono del cultivo de las tierras. Como consecuencia de eso Benifaió fue vendido a Miquel Falcó de Belochaga que vincula la población como una Baronía. Los barones de Benifaió residían en la casa-palacio adosada a la torre existente (actualmente llamada Torre de la Plaza).

Después de años de pleitos, el Ayuntamiento y los vecinos compraron a los Falcó los derechos señoriales, por la cantidad de 75.000 pesetas o 300.000 reales de vellón. La escritura de desmembración se firmó el 28 de septiembre de 1872, quedando así el municipio libre de cargas y incorporándose a la nación. Benifaió deja de llamarse de Falcó y se nombra de Espioca.

Fecha última modificación: 2 de diciembre de 2009 a las 13:13


Ayuntamiento de Benifaió
Plaza Mayor 15. 46450 Valencia (España)
Teléfono: 96 178 10 19 | Fax: 96 179 41 38
Correo electrónico: oficina.virtual@benifaio.es